Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Shaun Garry’

 

Cuando sale una nueva cinta chilena, nos vemos embobados con lo que ello significa. Y está claro, ya que en el país son muy pocos los estrenos que contamos cada año. Afortunadamente ese es un número que va in crescendo y que bien se ha sabido aprovechar. Pero el dejarse engañar por esta road-movie es un hecho garrafal. Si bien ya ha ganado sus buenos premios en el extranjero, Desierto Sur no es una película a la que podemos clasificar de chilena, ni siquiera en la buena onda de mostrar nuestro terruño que bien mal parado deja.

Sofía (Marta Etura) es una nadadora catalana de competición que por estar en un torneo no alcanzó a despedirse de su madre que moría al tiempo en que ella ganaba una medalla. Al llegar al hospital cae en cuenta de su error y decide no volver a nadar nunca más, y en pleno luto descubre una carta que la ligaba a un lugar llamado Desierto Sur, un lugar de Chile en donde supuestamente la señora había pasado sus mejores años con un hombre llamado Iñaki. Sofía, ante el descubrimiento decide empacar las cenizas de su madre y partir rumbo al culo del mundo en busca de este lugar. En esta aventura es acompañada por Nadia (Carolina Varleta), una malabarista vagabunda que desde que sus padres se separaron viaja sola por Chile, y por Gustavo (Alejandro Botto), un argentino canchero que oculta un grave secreto. Sofía, no obstante, comienza a desconfiar de todo y todos. Se encuentra fuera de su país y fuera de su elemento. Todo es árido, las personas son secas. Lo único que quiere Sofía es entender el por qué su madre fue alguna vez feliz tan lejos de España.

Sofía deja atrás todo lo aparentemente conocido rumbo al fin del mundo.

Si bien la historia del drama de Sofía nos toca a fondo y la manera con que el director Shawn Garry nos motiva con el montaje inicial, comenzamos la película con una disyuntiva que se resuelve con mucha ligereza, ¿acaso no sabe el director la cantidad de documentos que se necesitan para sacar los restos de una persona al extranjero? ¿Más aún siendo mitad gringo? Esos son errores que la audiencia crítica no perdonará. O quizás sí, pero lo que vendrá es posible que por supuesto que no.

Una vez que Sofía llega al país, la vemos arriba de un taxi en lo que se supone es el recorrido del aeropuerto hacia la estación de buses. O la gente de producción nunca a manejado el trayecto o derechamente el taxista le dio la vuelta del hueón a la pobre catalana. Ya, estamos, es sólo una película. Pero…

Nadia dice viajar a Copiapó a ver a su madre.

Consideremos que también a Sofía la carterean de una forma muy… ¿cómo decirlo? pauteada; a la gente que está mirando el show de Nadia parece que le pagaron muy poco como extras porque nunca he visto risas más falsas, ni siquiera viendo a los Dinamita Show en la calle. Ya, estamos, sigue siendo una película. No obstante…

El personaje de Carolina Varleta, aunque muy bien interpretado, es un totaly pain in the ass. Shit, como si aparte de cimarrera, tenía que ser ladrona. Mal. Después viene, a falta del galán criollo, el típico argentino canchero, minero, que las puede todas. ¿Qué onda? ¿En qué quedó eso de película chilena? Más encima el loco se conoce todo el desierto como si fuera la palma de su mano.

Un argentino, una española y una chilena. Parecen tres personajes para un chiste que esta vez aparecen en una película que no logra su objetivo.

Después vienen los parajes autóctonos. Veamos, conozco el norte de mi país, y la fotografía del señor Pau Monrás es impecable, de ensueño en algunos pasajes de la historia, pero creo que fue un poquito demasiado el mostrar al norte de Chile como si fuera un carnaval altiplánico. Señores, es una película, una historia, una ficción, no un video de turismo.

Y para terminar, si fuese un video turístico, nadie querría visitar un país de ladrones, travestis con complejo de hada madrina, mentirosos e hipócritas (Héctor Morales), hasta un ermitaño ibérico (Héctor Noguera)que alcanza como una anécdota más en esta película. Todo mal. Bueno, no todo, para ser justos… La banda sonora es increíble, unos temas que logran subir la película, la fotografía de la que ya he hablado y, por último, la actriz española Marta Etura, sólida como la perdida Sofía.

Shaun Garry falla en lo que Pablo Larraín vence con toda naturalidad.

Read Full Post »