Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Rachel McAdams’

The Time Travelers Wife movie poster

Claire Abshire ha esperado toda la vida el encontrarse con su esposo, Henry, a quien conoce desde que tenía no más de seis años de edad, y que de cuando en cuando, a través de los años, aparecía en el patio de la mansión de sus padres, contándole aquello que sucedería en el futuro, pues él, Henry es un viajero en el tiempo.

Te Amaré por Siempre o La Esposa del Viajero del Tiempo (The Time Traveler’s Wife), según su título en Inglés, es la adaptación de la novela homónima de Audrey Niffenegger, y que Robert Schwntke nos trae en clave comedia-drama-lagrimón-romántico.

Si bien en un comienzo, incluso con el solo preview del trailer, Te Amaré por Siempre (por no dejar de lado el pésimo título en Español) aparece como la cebolla del mes, pero lentamente se va transformando en una odisea por parte de los protagonistas de entender la propia vida y lo que es más importante de la misma.

Ojo, la peli no deja de ser un drama a veces cómico, pero logra cautivar al espectador escéptico con esta historia que se excusa en cierto grado de ciencia ficción.

No obstante, esta es una película manejada por la calidad actoral de sus protagonistas. No se podría dilucidar de otra forma. Eric Bana debe confrontar al público interpretando a dos personajes que son uno mismo; el primero maduro, sincero y recto; el segundo uno dejado a la vida que debe de enfrentarse con su propio yo mientras recorre las vicisitudes de su propia existencia.McAdams, por su lado, será la persona que ayudará a Henry a lograr una estabilidad que su condición se lo prohíbe, no dejando por ello de sufrir con las prolongadas ausencias de su esposo.

Hay cosas, sin embargo, que pudieron haberse obviado. El tratamiento con el doctor, por ejemplo. O haber potenciado otras, como al personaje de Ron Livingston (Gomez), quien se convertiría en el mejor amigo que pudiera tener Henry con su condición y su genio.

Te Amaré por Siempre es una buena excusa para preocuparnos por lo más importante de nuestras vidas, que al final es lo más simple y sempiterno. Y también una buena excusa para disfrutar en pareja o para ir con los amigotes que dicen no emocionarse con nada.

Anuncios

Read Full Post »

State of Play

Un joven afroamericano corre por las calles de Washington, escapando raudo de algo sin duda espantoso. Cuando cree que está a salvo, su perseguidor lo remata a dos tiros, misma suerte que corre un repartidor de pizzas que pasaba por el lugar y es testigo del cruel asesinato. A la mañana siguiente, una joven es muerta en extrañas circunstancias momentos antes de subir al metro. Aparentemente estas dos muertes no tienen conexión alguna, pero la joven resulta ser la amante del diputado Stephen Collins (Ben Affleck), quien se encuentra investigando el monopolio de una empresa armamentista; mientras que el crimen del de la noche pasada esta siendo investigado por su antiguo amigo, el periodista Cal McAffrey (Russell Crowe).

Los Secretos del Poder está basado en una miniserie de seis capítulos de la BBC, y esta versión nos entrega la dosis justa de crímenes, alegatos, investigación, conspiraciones y política sucia tan de moda en los filmes policiales de los ’70, como Todos los Hombres del Presidente, o de películas de espías como Contacto en Francia.

Efectivamente, cuando el guión convence en su efectividad para mostrar de a poco aquello que a la luz está oculto, y este está dirigido por un tratamiento visual que a ratos emula las antiguas películas policiales, nos podemos dar cuenta que no importa cuán avanzada la técnica cinematográfica esté, ni si todo se hará con GC. No, lo que importa es que la trama te mantenga interesado en tu asiento esperando por el desenlace de la problemática.

Pero el problema de este tipo de films va a ser casi siempre el mismo: algo más de dos horas para tanto personaje junto y tantos bandos crédulos.

No obstante, Los Secretos del Poder se mantiene también gracias a la interpretación de Crowe, un actor que si bien no es genial, sí sabe entregarse con dedicación al desarrollo de su personaje. Por su lado, Ben Affleck ni si quiera hace el intento de mejorar. Está presente, dice sus diálogos como es debido, pero no tiene alma, no hay carácter donde se supone que debería de estar el contraparte del asunto.

Quizás para Macdonald lo importante era mostrar la rutina y el actuar de Cal McAffrey, y su ética profesional y modus operandis tradicional, más que las relaciones que haya tenido con su otrora gran amigo, ni la relación con la esposa de este (Robin Wright Penn), ni con su “ahijada” bloguera Della Frye (RachelMcAdams). No, no hay respiro para estas relaciones, la noticia de ayer deja de ser importante. Gran actuación de Jason Bateman, sus pocos minutos los sabe aprovechar en una potente interpretación.

Si se sigue la historia como una película de una semana en la vida de un periodista de la crónica roja, todo saldrá de maravillas; empero, son las relaciones las que mantienen viva la noticia y su vital importancia (¿qué hubiese sido Casablanca sin sus tan variados personajes?).

Read Full Post »