Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Nueve’

Hace unos años atrás, en el Séptimo Vicio (un muy buen programa con un odioso conductor) me encontré con un maravilloso corto titulado simplemente 9. Al ver el nombre de Bekmambetov en pantalla, sosamente se lo atribuí a él (la estética es muy parecida a sus películas de guardianes que ya revisamos someramente acerca de Wanted. Así que cuando sale la noticia de este largo… sencillamente me sorprendí. ¿No lo había visto ya?
Partamos manifestando que, si bien el rey indiscutido es Pixar (como industria con los mejores animadores que no han experimentado todavía el fracaso), las demás, como Dreamworks se queda en la vereda del frente esperando a brazos cruzados por el año en que el estudio de la lamparita no saque un largo de animación.
Aclaro: no es que me disgusten las películas de los otros estudios, sino que como corpus fílmico, Pixar rompe esquemas… o los reinventa. Todos adoramos a Shrek y a los pingüinos de Madagascar, pero la hipertextualidad o transtextualidad de Wall-E es casi insuperable.
Así están las cosas. Cada industria velando por sus intereses, cuando de repente y a mitad de la calle pasa una obra como 9, postapocalípticas como pocas y suculentamente simbólica.
La historia es la de 9, el último de una serie de pequeños muñecos de trapo, metal y madera, con vida propia viviendo en el mundo después del apocalípsis, después del exterminio de la raza humana y de la utilidad de las máquinas. Sin embargo, 9 despierta solo descubriendo quien es, cuando se encuentra con sus otros “hermanos” o versiones (8 en total, se entiende), y poco a poco va comprendiendo su misión en esta vida.
Como decía, la sutil carga simbólica de esta película es, quizás, su mayor atributo, uno que arriesga ir más allá para los entendidos incluso que la carga valórica de la misma.
Ojo con el señor Shane Acker, autor del largo. Sólo nos queda esperar más entregas de gran calidad tanto de factura como de contenido.
Nunca una película de idea tan simple pudo ser tan compleja y entretenida.
Hasta el próximo año.

Hace unos años atrás, en el Séptimo Vicio (un muy buen programa con un odioso conductor) me encontré con un maravilloso corto titulado simplemente 9. Al ver el nombre de Bekmambetov en pantalla, sosamente se lo atribuí a él (la estética es muy parecida a sus películas de guardianes que ya revisamos someramente acerca de Wanted. Así que cuando sale la noticia de este largo… sencillamente me sorprendí. ¿No lo había visto ya?
Partamos manifestando que, si bien el rey indiscutido es Pixar (como industria con los mejores animadores que no han experimentado todavía el fracaso), las demás, como Dreamworks se queda en la vereda del frente esperando a brazos cruzados por el año en que el estudio de la lamparita no saque un largo de animación.
Aclaro: no es que me disgusten las películas de los otros estudios, sino que como corpus fílmico, Pixar rompe esquemas… o los reinventa. Todos adoramos a Shrek y a los pingüinos de Madagascar, pero la hipertextualidad o transtextualidad de Wall-E es casi insuperable.
Así están las cosas. Cada industria velando por sus intereses, cuando de repente y a mitad de la calle pasa una obra como 9, postapocalípticas como pocas y suculentamente simbólica.
La historia es la de 9, el último de una serie de pequeños muñecos de trapo, metal y madera, con vida propia viviendo en el mundo después del apocalípsis, después del exterminio de la raza humana y de la utilidad de las máquinas. Sin embargo, 9 despierta solo descubriendo quien es, cuando se encuentra con sus otros “hermanos” o versiones (8 en total, se entiende), y poco a poco va comprendiendo su misión en esta vida.
Como decía, la sutil carga simbólica de esta película es, quizás, su mayor atributo, uno que arriesga ir más allá para los entendidos incluso que la carga valórica de la misma.
Ojo con el señor Shane Acker, autor del largo. Sólo nos queda esperar más entregas de gran calidad tanto de factura como de contenido.
Nunca una película de idea tan simple pudo ser tan compleja y entretenida.
Hasta el próximo año.

Anuncios

Read Full Post »