Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Morgan Freeman’

Mañana se estrena la última película dirigida por Clint Eastwood, y cuando hablamos de Eastwood, hablamos de un cine de calidad, de un cine hecho al más puro estilo clásico. Y esta vez, es para contarnos un pequeño capítulo en la historia de transición Sudafricana: el paso del apertheid al gobierno democrático de Nelson Mandela interpretado por nada menos que Morgan Freeman, quien ya figura candidato como mejor actor de los Oscars de este año.

La premisa narra las ansias de Mandela por unificar un país dividido por el color de la piel, dónde el odio racial germinaba por doquier… mas aún en el rugby, el deporte nacional de la minoría blanca.

Con el Mundial de Rugby a la vuelta de la esquina, y con la gran mayoría negra vitoreando la derrota de los Springboks, Mandela decide arengar al capitán del equipo François Piennar (Matt Damon) a ganar el torneo que sería disputado el año siguiente (1995) en Sudáfrica.

La película en sí sigue la artesanía flemática de Eastwood, en donde la historia pesa mucho más que el atractivo visual de la misma, pero nunca descuidando este último factor como piedra angular de su cinematografía. No obstante, Eastwood está acostumbrado a lidiar con espacios pequeños, más íntimos, así como la tragedia de sus personajes. Esta vez, sin embargo, era necesario fotografiar a toda una nación, y es ahí donde la cinematografía tiende a confundir al espectador y preguntarse realmente si el viejo Clint está detrás del lente. Es sin duda un gran desafío que fue superado por la notoriedad del momento histórico de Sudáfrica donde tuvo a todo el mundo atento a su desarrollo, al atractivo de la anécdota donde un presidente con casi todas de perder se atreve a mantener un símbolo de la opresión a sus otrora enemigos y carceleros en pro de la unidad; y gracias a la maravillosa interpretación de (una vez más) Morgan Freeman, quien ya ha sido Presidente de los EE.UU. y Dios en dos oportunidades, pero que el haber interpretado a Nelson Mandela, lo eleva al número uno.

Invictus es un imperdible de la buena factura cinematográfica.

Read Full Post »

Wesley Allan Gibson (James McAvoy) es un don nadie que pasa sus días entre un trabajo sin futuro y una novia que lo engaña con su colega de cubículo. Más encima, el pobre de Wes sufre de constantes crisis de pánico que intenta controlar a punta de pastillas a pesar de su persistente y mórbida jefa y a su histérica novia que a cada rato le recuerdan lo inútil que es. “Lo peor de todo esto es que mañana se repetirá nuevamente”, nos comenta él, trágico.

Pero todo cambia cuando una sensual mujer llamada Fox (Angelina Jolie) le comenta inmutablemente que su padre (que lo había abandonado al nacer) había sido muerto esa misma mañana y que (dicho sea de paso) fue el mejor asesino que había existido. Es así como Fox lleva a Wesley a conocer a su jefe, un viejo de nombre Sloan (Morgan Freeman) quien le revela que su padre era miembro destacado de la Fraternidad de asesinos – “las armas del destino” – y que había sido diezmado por un miembro insatisfecho de la misma, el vil y calculador Cross (Thomas Kretschmann). De esta forma la realidad del patético Weley se ve trastocada al escuchar el llamado a vengar a su progenitor.

 

James McAvoy encarna al nerd que puede cambiar a una vida más cool, y bien que la sabe aprovechar.

James McAvoy interpreta al ñoño que tiene la oportunidad de cambiar a una vida más cool, y vaya que lo aprovecha.

 

 

Wanted es el poco esperado debut del ruso Timur Bekmambetov en campos Hollywoodenses. Bekmambetov es el autor de las celebradas Guardianes de la noche (2004) y su secuela Guardianes del día (2006), ambos títulos consagrados a nivel under por la simpleza en que muestra la complejidad de su argumento (le tregua terrenal de fantásticos seres en el Moscú de nuestros días), una simpleza adornada por una vorágine efectista con sabor a crudo de vez en cuando, que bien funciona y se agradece en su apoyo constante a la trama.

 

Ahora bien, Wanted funciona bastante bien en cuanto a la historia. Nos presenta a un personaje lerdo con el que muchos se verán identificados (sobre todo aquellos ñoños maldecidos por la virginidad eterna) que casi mágicamente cambia su destino y se ve forzado a prepararse para cumplir su elevada misión, siempre acompañado por la sensual Fox y guiado por Sloan, su ahora mentor.

 

Fox es la amiga-sexy-jamás-novia del pavo Wesley. Intrépida y audaz, no sería muy buena chica Bond.

  

No obstante la “simpleza” de la historia se ve mermada por la demasiada turbulenta aventura efectista, que tantos frutos le había deparado a Bekmambetov en su corta carrera rusa. Es quizás el sueño del pibe, ya que el moscovita se ve inmerso en soñadas superproducciones. Al parecer el bueno de Timur quiso tirar toda la carne a la parrilla para que no se notara pobreza. Y es así como Wanted tiende a zozobrar… pero no se hunde gracias, paradójicamente, a la fantasía que conlleva la acción; esa fantasía que por medios supra humanos le permite al héroe cambiar su destino (por muy apócrifo que eso nos parezca).

 

En cuanto a la actuación, James McAvoy (Expiación y El Último Rey de Escocia) nos entrega una caricatura de personaje al que a veces dan ganar de abofetearlo y gritarle que se comporte como hombre. Angelina Jolie (Changeling y Kung Fu Panda) la siempre sensual y poco ortodoxa femme fatale a la que, a juzgar por su desnudo posterior, le faltan unas buenas cazuelas. Morgan Freeman (El Caballero de la Noche y Antes de Partir) es el más sólido y compuesto, aunque todavía me pregunto porqué aceptó hacer esta película. Thomas Kretschmann como siempre serio y mudo, casi inmune a toda expresión. La sorpresa va de la mano de un desgastado Terence Stamp, algo breve pero que sorprende.

 

Sloan es el cabecilla de esta Fraternidad de asesinos. Me pregunto si también será el primero de color.

 

 

Si dejamos a un lado lo fantástico de gran parte de las escenas; si reímos con lo absurdo del poder curvar el trayecto de las balas; y si hacemos caso omiso de esta fraternidad de sicarios que por el día se dedican a tejer; y, por sobre todo, si hacemos la vista gorda en cuanto a su absurda metodología de designar sus objetivos, veremos que Wanted es una película que entretiene y que dejará eléctricos a los más ñoños.

 

Ahora las recomendaciones. No asistan con sus novias (si es que las tienen) porque se van a aburrir y no los dejarán ver a Angelina Jolie. Vayan sobre todo para entretenerse. Si buscan eso, no duden en ir. Pero si son de aquellos que critican todo porque no es ni independiente ni europeo, vayan al cine, compren su entrada y diviértanse, relájense… un poco aunque sea.

 

Read Full Post »