Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Collin Farrell’

afiche

Cierta fatídica noche, un buen número de oficiales de la policía de Nueva York mueren en un sangriento tiroteo. Los hombres eran compañeros del oficial Jimmy Egan (Collin Farrell) y el cuñado de este, Francis Tierney (Noah Emmerich) era su comandante. El problema es que no parece ser un simple enfrentamiento y, ante la presencia de una posible banda dedicada a matar efectivos policiales y el solo echo de la muerte de un puñado de ellos, permite que se investigue el caso a fondo. Es así como llega a escena el detective Ray Tierney (Edward Norton), hermano de Francis, quien comienza a desmarañar los putrefactos hilos de una verdad fétida que lo llevará hasta los propios pasos de su familia.

Honor y Orgullo, dos adjetivos muy presentes al comienzo de la diégesis, y que, con el paso de los minutos, van quedando en sólo las sombras de lo que alguna vez debieron ser. Argumento que, muy a su pesar, le objeta Francis Tyerney padre (Jon Voight) a su hijo, el más ético Ray quien, no obstante, también tiene sus secretos escondidos.

011

Como en el mito heleno de la Caja de Pandora, mientras más vaya hurgeteando Ray, más bichos irán saliendo del fondo del baúl, y el tema de la ética policial, junto a la realidad económica de los mismos, y de la vaga aceptación social, hacen que el transfondo cultural de la película cale hondo en el espectador. No obstante, para nosotros, esa es una realidad ajena, que sólo podemos imaginar o soñar, gracias a Hollywood; por lo tanto puede que sea una película de esas que pasan raudas por la taquilla local, empero las convincentes actuaciones de Norton y Emmerich.

021

Lo más interesante de este film más humano que policial, es el tratamiento dirigido hacia la importancia no tanto del honor y el orgullo, sino a la importancia dada a la lealtad de la familia. Y la familia es el gran sustento emocional en la vida de estos policias, decendientes de Irlandeses. Y es interesante el vislumbrar que quien tiene la familia casi perfecta es el sombrío de Jimmy, mientras que Francis hijo, el comandante que ignoraba lo qe sucedía, tiene una esposa que lentamente muere de cáncer y lo dejará con dos hijos. La figura redentora de Ray es la de quien ha dejado atrás cierto momento doloroso y ha seguido su vida, aún cuando su novia lo hubiese abandonado y su hogar sea un pequeño bote al que le entra el agua. Para no ser menos, Francis padre, viejo orgulloso de su hijos, está sumido en un leve alcoholismo que lo qyuda a olvidar de las injusticias de la vida, aun cuando aparenta llevar una vida feliz.

032

Honor y Orgullo, así como la Caja de Pandora, mientras más cerca se haya de la verdad, más podrida será está. Pero a diferencia del mito griego, aquí, al final de todos los bichos que atormentarán la humanidad, el bicho de la esperanza tardará en llegar, si es que llega.

Anuncios

Read Full Post »

Dos hermanos muy unidos, Ian (Ewan McGregor) y Terry (Collin Farrell), intentan perseguir sus sueños y dejar de lado su para nada desagradable vida. Ian necesita dinero para conquistar a una hermosa actriz e invertir en ciertos hoteles en California; Terry para pagar una cuantiosa suma que perdió en una mano de póker. Ambos son buenos chicos, pero en demasía ambisiosos; uno aparenta lo que no es, el otro se juega hasta lo que nunca tendrá. La solución es pedirle dinero prestado al tío Howard (Tom Wilkinson), exitoso empresario que estará en Londres por unos días. El afable Howard nunca ha olvidado a su familia, pueden contar con él.  Pero el bueno de tío Howard también está en problemas, un ex socio lo quiere demandar a la justicia ya que sabe ciertas cosas que lo podrían hundir. Necesita que sus sobrinos lo eliminen, que parezca accidente, les dice. Entonces, ¿cuán lejos podrán llegar para acceder a sus sueños? pero el problema no está tan sólo en cometer asesinato… sino en cómo llevarlo por el resto de sus vidas.

Woody Allen termina con El Sueño de Cassandra su trilogía de películas situadas en Londres (Match Point y Scoop), y accede a los trabajos del escocés McGregor y del irlandés Farrell para que interpreten a estos hermanos que se encontrarán en la disyuntiva de sus vidas, logrando que naveguen en una historia personal del bien y el mal, de lo justo a lo injusto. Y bien sabemos que de historias personales Allen sabe bien manejar.

Terry e Ian, a pesar de ser distintos en caracter, son muy unidos pese a toda interrogante.

El Sueño de Cassandra cuenta con un guión que si bien no es original en su desarrollo ya que podemos prever lo que sucederá, eso no es lo importante en él, sino en el cómo se relacionarán sus personajes con la ética social y personal a la que se enfrentarán, por lo tanto es un trabajo muy intimista no dirigido a cualquiera, ya que su cadencia es la vida real. Y lo interesante de la cinta es que las vidas de Ian y Terry no son trágicas para tan cruenta resolución -si bien el restorán de su padre está casi en la ruina, cuentan con los lujos que muchos quisieran disfrutar-, sino que el tema de acceder a otros beneficios económicos y sociales son la tónica que marcan el destino que se impuso Ian, ser otra persona, ser exitoso, ser como Howard (como su madre siempre le ha enrostrado al trabajador pero falto de toda suerte padre). Y es Ian la fuerza avasalladora que empuja al simple de Terry a ir en tan funesta misión.

El exitoso tío Howard también tiene sus problemillas y también necesita de ayuda.

¿Hasta donde podemos llegar? ¿Cuál será el precio a pagar para cambiar nuestro futuro? Esas son las sabrosas interrogantes que nos entrega Woody Allen. Bien sabemos que el dinero no hace la felicidad, pero sí que la administra bien. Entonces, cuál es el grado de ambición para dejar la moral de lado y quitarle la vida a otro ser humano para que la nuestra mejore considerablemente. Sabemos que eso es algo amoral, pero el asesinato por conveniencia es algo muy, pero muy humano, la historia se ha encargado de recordárnoslo.  

El Sueño de Casandra es el nombre del velero que compraron los hermanos y en él discuten sus propias ilusiones.

El Sueño de Casandra es una película para conversar con los amigos y discutir acerca de las propias avenencias con la moral y la ética.

El único pero es en cuanto a la realidad social de los personajes. Si bien la idea del guión nos hace pensar a fondo, no logra reflejar la realidad de estos jóvenes londinenses. Quiero decir que la historia puede funcionar tanto en Nueva York o en Singapur como en Londres, algo que hace más afable la tesis de la historia; no obstante, y a lo largo de toda la película, no pude de pensar en cómo Jim Sheridan o, incluso Danny Boyle podrían haber manejado, desde sus propias perspectivas, el tema universal de la historia, y de paso, dejarnos un poco de lo folclórico del cine bretón o irlandés.

Al respecto, Woody Allen podrá viajar por todo el mundo, pero quizás nunca refleje la realidad de los paises en donde rueda.

Read Full Post »