Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Christian Bale’

public-enemies-poster

El asunto del cine con los delincuentes y su popular glorificación, viene de la tendencia, ya por los años ’30, en plena Gran Depresión, de verlos como los héroes que combatían al sistema con gracia y aventura, mientras la gran mayoría de los mortales sucumbía ante la escasez de empleos.

Es así como la “leyenda” de John Dillinger se sumaba a la de los ya conocidos Bonnie y Clyde, entre otros, buscando ser parte de un firmamento anteriormente ocupado por los asaltantes de trenes del medio oeste norteamericano. Entonces, el público los idolatró elevándolos a lo más alto de la cultura popular.

Cintas sobre Dillinger hay al menos una decena, y en esta oportunidad es Michael Mann quien se esmera en retratar la vida y obra de este peculiar hampón.

Dado a las cintas bibliográficas (o biopics) como cadente The last of the Mohicans (1992) o la increíble Ali (2001), donde este realizador emplea por vez primera el recurso del vídeo digital como una forma de situar al espectador como un testigo privilegiado de aquello que ocurre frente a cámara, con Enemigos Públicos va más allá por el sólo hecho de situarnos en una temporalidad tan lejana para nosotros, pero no obstante tan cercana por el tema bursátil.

Durante el desempeño de la historia vemos los primeros pasos en grande del nuevo criminal y cómo desde ya se perfilaba como el líder de una banda peligrosa pero efectiva. Intenta Mann el explotar no tanto el carisma de Dillinger, sino su particular intrsopección de ver el mundo, siendo el tema más importante el de las lealtades.

Sin embargo y debido al título de la película, o al sólo hecho de que en uno de los afiches oficiales se muestre a Christian Bale tan importante como Depp (en términos de personajes y protagonismos) es que el público vaya a esperar algo más de el trabajo del actor galés. Sin embargo, una vez reconocido el error de promoción, es que nos damos cuenta que el título del film bien pudo haber sido singular, porque de la inmensa banda de enemigos públicos, sólo podemos recordar claramente a uno de ellos (“Red” Hamilton, interpretado por Jason Clarke); ni siquiera de su novia Billie Frechette (Marion Cotillard).

Por otro lado, su antagonista, el agente del buró de investigaciones (que más tarde sería conocido como el FBI) Melvin Purvis (Christian Bale)no logra la importancia de ser la única persona que con su metodología científica, lograra atrapar, junto a sus colaboradores, al más buscado de la época.

Enemigos Públicos es en sí la vida de uno sólo: John Dillinger. Los demás son sólo datos anexos al periplo de este eximio maleante de la Gran Depresión, una vida llevada a la pantalla grande que si no hubiese contado con la sobria interpretación de Depp, hubiese pasado sin penas ni glorias por el estrellato de las películas de grangsters y criminales de época.

Anuncios

Read Full Post »

Sin duda la mejor entrega de la saga. Así de franco y sin aspavientos.

Si bien la primera Terminator, aquella película clase B de 1984 que elevó a la fama sempiterna al ahora Gobernador de California, fue la que inició la mezcolanza de androides asesinos con cuerpo humano y las paradojas temporales, junto a efectos especiales un poco menos que decentes, pero dotada de un suspenso único para este tipo de películas, no fue sino hasta T2, su familiar secuela, la que llevó a nuestro exterminado favorito al verdadero paraíso de la cultura popular, para luego ser olvidado por una infame tercera versión de la cual no me quiero referir.

Pero las cosas cambian, el cine cambia, el espectador cambia (y se notó en el castigo de taquilla para T3).

No les miento que al saber que era McG quien dirigiría la franquicia de James Cameron el estómago se me revolvió imaginando tanto a John Connor como al Terminator peleando y huyendo al son de las coreografías de los Ángeles de Charlie… tanto la primera como la segunda. Un horror que a nadie le doy. Recuerdo despertar por las noches con mis propios gritos.

Pero eso ya pasó. Y como Batman, la historia de John Connor (Christian Bale) toma un trágico giro cuando el desconocido Marcus Wright (Sam Worthington) se aparece en las filas de la resistencia.

Sin duda, las exigencias de la audiencia pedía a gritos un cambio brusco si se quería contar con una nueva saga. Como sabemos, Terminator hace rato pasó de ser una película clase B, y el revival de la franquicia necesitaba algo similar a lo que se hizo con el hombre murciélago: humanizar a los personajes, volverlos como Kyle Resse, un personaje trágico.

Claro que la cinta no es perfecta en su totalidad. Hay excesos que no se permiten, pero son los menos. Sobre todo teniendo en cuenta las muchas sorpresas que nos trae Salvation, en especial a los que crecimos viendo como una y otra vez Terminator viajaba a través del tiempo.

Ahora ya estamos en el futuro, los viajes temporales no tienen cabida. El Juicio Final ya sucedió, ahora solo queda sobrevivir, y lo único que queda es la esperanza en la resistencia.

Buenos efectos, excelente trama, buen manejo de los guiños a las entregas anteriores, bien Bale como Connor, excelente Worthington como el enigmático Marcus, y una grata sorpresa para el desenlace.

Hay que esperar que pasará al final.

Si están leyendo esto, ya son parte de la resistencia.

Read Full Post »