Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2 junio 2009

Sin duda la mejor entrega de la saga. Así de franco y sin aspavientos.

Si bien la primera Terminator, aquella película clase B de 1984 que elevó a la fama sempiterna al ahora Gobernador de California, fue la que inició la mezcolanza de androides asesinos con cuerpo humano y las paradojas temporales, junto a efectos especiales un poco menos que decentes, pero dotada de un suspenso único para este tipo de películas, no fue sino hasta T2, su familiar secuela, la que llevó a nuestro exterminado favorito al verdadero paraíso de la cultura popular, para luego ser olvidado por una infame tercera versión de la cual no me quiero referir.

Pero las cosas cambian, el cine cambia, el espectador cambia (y se notó en el castigo de taquilla para T3).

No les miento que al saber que era McG quien dirigiría la franquicia de James Cameron el estómago se me revolvió imaginando tanto a John Connor como al Terminator peleando y huyendo al son de las coreografías de los Ángeles de Charlie… tanto la primera como la segunda. Un horror que a nadie le doy. Recuerdo despertar por las noches con mis propios gritos.

Pero eso ya pasó. Y como Batman, la historia de John Connor (Christian Bale) toma un trágico giro cuando el desconocido Marcus Wright (Sam Worthington) se aparece en las filas de la resistencia.

Sin duda, las exigencias de la audiencia pedía a gritos un cambio brusco si se quería contar con una nueva saga. Como sabemos, Terminator hace rato pasó de ser una película clase B, y el revival de la franquicia necesitaba algo similar a lo que se hizo con el hombre murciélago: humanizar a los personajes, volverlos como Kyle Resse, un personaje trágico.

Claro que la cinta no es perfecta en su totalidad. Hay excesos que no se permiten, pero son los menos. Sobre todo teniendo en cuenta las muchas sorpresas que nos trae Salvation, en especial a los que crecimos viendo como una y otra vez Terminator viajaba a través del tiempo.

Ahora ya estamos en el futuro, los viajes temporales no tienen cabida. El Juicio Final ya sucedió, ahora solo queda sobrevivir, y lo único que queda es la esperanza en la resistencia.

Buenos efectos, excelente trama, buen manejo de los guiños a las entregas anteriores, bien Bale como Connor, excelente Worthington como el enigmático Marcus, y una grata sorpresa para el desenlace.

Hay que esperar que pasará al final.

Si están leyendo esto, ya son parte de la resistencia.

Read Full Post »